5 maneras en las que la Adicción a la Tecnología está cambiando el comportamiento humano

Control Parental

A pesar de que usamos la tecnología para mejorar nuestras vidas, somos los verdaderos esclavos de esta. Nos entregamos a la necesidad de siempre tener algo electrónico en nuestras manos – una herramienta que nos conecta a Internet, nuestros videojuegos o nuestras redes sociales. Estamos escapando del mundo real para recibir un poco de esa droga digital; Nuestro trabajo, juegos y planes para la liberación de estrés parecen depender de una conexión a internet.

Es sólo cuestión de tiempo, antes de que la necesidad de estar conectado a internet obligue a las generaciones en crecimiento a actuar, reaccionar, pensar y comportarse de manera diferente de las generaciones de la era pre-internet, por ejemplo …

1. Un gran peligro en el camino
¿Alguna vez te has encontrado revisando el smartphone mientras estás en tu vehículo? A mi me pasa; Cuando me detengo en una luz roja, la fila en un drive-thru, o en espera de recoger a alguien. Es una distracción leve, lo admito, pero no se compara a revisar el smartphone mientras estás conduciendo.

Mientras estamos en el tema, los conductores en el camino son cada vez más jóvenes y más jóvenes; Y los vehículos son cada vez más grande y más potente. En muchos países del mundo, un joven de 16 años que apenas puede beber cerveza legalmente, puede ir detrás del volante y acelerar 50 mph por la carretera. Añade una dosis letal de una adicción a sus teléfonos, una sensación rebeldía de la adolescencia, y tienes una receta para el desastre.

El impacto
Hay tantas personas en accidentes por estar enviando mensajes de texto mientras conducen, que el Instituto Nacional de la Seguridad en el Transporte de los Estados Unidos, está presionando para prohibir los mensajes de texto o el uso de dispositivos electrónicos mientras se conduce un vehículo.

2. Digitalmente divididos
Hoy más que nunca estamos sobre-expuestos a los equipos tecnológicos. Las iPads son usadas para cuidar niños o tranquilizar a los niños que suelen moverse mucho ya sea por inquietud natural o hiperactividad. Su interfaz de fácil uso, y sus aplicaciones coloridas atraen la atención de estos pequeños que sienten una gran necesidad de una fuente de entretenimiento constante día y noche. No es de extrañar que el iPad sea clasificado como un juguete.

Ahora, miremos al futuro, una década a partir de ahora: La realidad que vemos hoy de adultos sentados alrededor de una mesa en un bar con Wi-Fi y que no hablan entre sí, se volverá en el standard para todo entorno social (hoy día ya lo es en muchos lugares). En casa, las peleas y los argumentos se producirán mucho más a menudo entre las parejas debido a una falta de comunicación. Este problema no va a mejorar a medida que cada generación traiga al mundo niños que dependen de la tecnología para su entretenimiento.

La tecnología se ha colado en nuestras vidas y formado paredes de cristal entre las personas que pueden comunicarse entre sí en el mundo real, pero en lugar de esto han decidido interactuar con personas en el mundo virtual.

El impacto
La buena noticia es que el mundo todavía no opera 100% digital; la mala noticia es que estamos educando a las nuevas generaciones para funcionen mejor en un mundo digital que en el análogo. Puedes ver esto como algo positivo, pero la verdad es que la dependencia de la tecnología está creando grandes problemas en nuestras vidas: ya no hay necesidad de aprender cosas importantes porque tenemos a Google, no aprendemos la forma correcta de escribir porque tenemos corrector de texto, incluso construimos oraciones casi-incoherentes debido a la costumbre de resumir mensajes a los 140 caracteres de límite que tiene Twitter.

3. Popularidad al alcance de ‘Me gusta’
Alguna vez te has preguntado por qué las redes sociales son tan populares? Un objetivo no escrito de la etapa escolar es tener un montón de amigos, tener seguidores, y en una medida infantil, mostrar los activos que tenemos: una cara bonita, el último celular / cámara fotográfica, consola de videojuegos, o vacaciones en el extranjero… Te suena familiar?

Las redes sociales son un reemplazo virtual de esta conducta que veíamos en colegio. Tienes la lista de amigos o seguidores; Publicas actualizaciones de estado,imágenes que representan fragmentos de tu vida o las cosas que haces, etc. Es como la escuela secundaria de nuevo, sin las clases, por supuesto. Lo único que esta contraparte virtual hace mejor que la forma tradicional del mundo real, es que la difusión de información a través de internet es tan fácil como hacer clic en «Compartir».

El impacto
Hoy día es extremadamente fácil compartir información en las redes sociales, al punto que tan pronto encuentras algo que deseas compartir en las redes dejas de hacer lo que sea para publicar esta información; Viste una pelea en la calle? La grabas y publicas en las redes, Viste a un bebé hacer algo gracioso?, Lo publicas en las redes… Incluso los accidentes de tránsito son compartidos por persona que casi siempre se inclinan por grabar el hecho en vez de ayudar a los accidentados.

4. Poco tiempo para procesar información
Nuestros intervalos de atención son cada vez más cortos; trabajo, dinero, familia, estudios… sumemos a esto el constante deseo de querer saber que habrán publicado mis contactos en sus redes? Cuantos Likes lleva mi fotografía?, en va el tema de Estados Unidos y Norcorea?…  Estamos atentos a tanta información que no tenemos tiempo suficiente para procesarla.

La paciencia es una virtud que esta generación encuentra difícil de cosechar; para quienes crecimos en la era pre-internet podrá ser difícil desconectarnos, pero al menos es posible si nos dedicamos a hacerlo. Lamentablemente los más jóvenes sienten que que sus vidas están vacías si no están conectados a un equipo que les diga que está pasando en las vidas de sus amigos, conocidos, celebridades y artistas… Todo este exceso de información (que en su mayoría es inútil) está sobrecargando nuestros cerebros. Siempre hay una nueva foto que ver, una nueva publicación que leer, un nuevo video gracioso de gatos que compartir.

El impacto
El uso de herramientas como Twitter y aplicaciones de mensajerías nos han acostumbrados a publicar y leer mensajes cortos y resumidos en su composición:

-Ey en k tas?
-An2 buscan2 trbajo.

5. Conocimiento dependiente de la tecnología
Si preguntas a un pre-adolescente alguna pregunta básica sobre la independencia de su país, es probable que este responda de manera equivocada o peor aún, saque un smartphone de sus bolsillos para preguntarle a Google.

Científicos del Instituto Nacional de la Salud Mental en los Estados Unidos estudia el impacto de la tecnología en el cerebro y han descubierto que el cerebro se acostumbra a ciertas tareas cotidianas con la finalidad de adaptarse con mayor facilidad al medio ambiente. Por ejemplo: a mayor uso de Google Maps para ubicar direcciones, menor será la capacidad del cerebro de esta persona para recordar direcciones. Después de todo, para que necesitas aprenderte la dirección si puedes consultar con Google Maps?

El impacto
Una gran cantidad de centros educativos están implementando la tecnología como medio más eficiente para impartir conocimiento. El problema? Los jóvenes se están acostumbrando a usar un medio digital para la realización de sus tareas escolares. Con una herramienta como Wikipedia disponibles 24/7, ya no es necesario hacer investigaciones profundas en las que sea necesario leer y realizar un resumen para su presentación en el salón de clases.

Conclusión
A pesar del panorama oscuro que pinta este artículo, hay que admitir que la tecnología ha hecho grandes aportes a nuestras vidas; las redes que nos desconectan de las personas cercanas son las mismas que nos han acercado a familiares que viven en otras ciudades y países.

A final de cuentas el problema no está en si estamos conectados o no a la internet, sino en tener bien claro quien controla a quién, y saber definir una línea bien clara entre el uso racional de la tecnología y el descontrol que representa el caer en la adicción a esta.

Creativo fascinado por el Diseño Industrial y la Psicología Social. He realizado estudios que van desde el Diseño Gráfico hasta la Ingeniería en Sistema y la Psicología. Seguidor, usuario y autodenominado experto en los videojuegos. Fanático del rock y la música electrónica. Gamer de toda la vida; hijo adoptivo de Cabarete.

Lost Password